Posada

Torre de sillar de mediados del siglo XVII, de tres cuerpos separados por imposta que ostenta un escudo en la parte superior. Es cuartelado, con dos leones por soportes y porta las armas de Isla.

La casa o torre estaba en completa ruina, y con muchos añadidos en su contorno y adosados a ella, con lo cual se perdía en el anonimato.

Para ello la solución en la restauración, se basó en dejar la torre como elemento principal y hacer un edificio anexo. La torre se ha respetado tanto en el interior como en el exterior, en sus materiales dominantes, como la madera y la piedra, pero adecuándola a los nuevos usos.

Queremos que la estancia sea de su agrado, para ello la posada cuenta con unas instalaciones que cuidan hasta el último detalle.

En la planta baja se encuentran las zonas comunes. El lobby, con la recepción y el bar (uso exclusivo para nuestros clientes), dispone de acceso libre a WIFI.